Inés Ballesteros - Psicóloga en Tenerife

Esta propuesta de Prevención del Síndrome de Burnout consiste en proporcionar conocimientos teórico – prácticos que promuevan, en los equipos profesionales, el bienestar laboral a través del aprendizaje de herramientas de Autocuidado.

 

El acompañamiento psicosocial a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género requiere por parte de los/las profesionales la construcción de una relación de ayuda que implica un gran esfuerzo de contención, comprensión y canalización de procesos psico emocionales de alta intensidad.

En el ámbito de la violencia de género aparecen una serie de factores de elevado estrés tanto para las usuarias como para los equipos profesionales de atención del servicio. Dichos factores, sumados a la escasez de recursos que suelen darse en el contexto de los Servicios Sociales conlleva a que los/las profesionales padezcan mayor riesgo de sufrir Burnout (Síndrome de estar quemado).prevención Burnout

Podemos destacar entre estos factores:

  • Situaciones de Necesidad y Violencia.
  • Hay que dar respuesta urgente sin tener recursos suficientes.
  • Usuarias que se hacen dependientes de los/las profesionales.
  • Dificultad para desconectar tras la jornada laboral.
  • Conflictos de ética profesional.
  • Imposibilidad de acabar con las necesidades y la violencia.
  • Condiciones laborales: En ocasiones precarias, que no favorecen la motivación hacia un trabajo con tanto desgaste personal.

El Síndrome Burnout se define como “una respuesta a un estrés emocional crónico cuyos rasgos principales son el agotamiento físico y psicológico, una actitud fría y despersonalizada en la relación con los demás y un sentimiento de inadecuación en las tareas que se han de realizar” (Maslach & Jackson, 1981).

Los efectos derivados de dichos fenómenos se visibilizan a través de la aparición, en mayor o menor medida, de las siguientes conductas:

  • A nivel Individual: estados anímicos bajos, sensación de cansancio o fatiga, desmotivación hacia el trabajo, etc.
  • A nivel del compromiso laboral: ausencia de ganas de ir a trabajar, abandono del puesto de trabajo, etc.
  • A nivel de Trabajo en Equipo: aumento de conflictos interpersonales, rigidez en los procesos de toma de decisiones y afrontamiento de las situaciones problemáticas, etc.
  • A nivel de resultados: baja productividad, aumento de errores procedimentales, etc.

Atendiendo a esta realidad, se considera necesario la inclusión en los Planes de Formación de estos/estas profesionales, de competencias de autocuidado del profesional, lo que disminuirá el riesgo de la aparición del Síndrome de Burnout, mejorando el estado profesional y personal de los equipos de trabajo, aspecto que como psicóloga valoro positivamente.

Esta propuesta formativa la he desarrollado para diferentes entidades, siendo recibida de manera muy positiva por los profesionales, quienes demandan que las formaciones de empresa pongan la mirada en la parte emocional.

Profesionales del Servicio del Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género de Tenerife.

En Abril de 2018 junto con mis compañeras de OMPsicología hemos desarrollado unas Jornadas de Prevención y Abordaje del Burnout con un equipo de profesionales excepcionales que trabajan en la Asociación Solidaria Mundo Nuevo en el Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género de Tenerife.Burnout

La Jornada permitió conocer las características del Síndrome de Burnout, activar la Toma de Conciencia, el Compromiso personal para el cambio y sobre todo generar un espacio de conocimiento y mejora de las relaciones interpersonales entre quienes forman dichos equipos, lo que repercute positivamente en la mejora del clima laboral y en el rendimiento de los equipos de trabajo.

Esta formación se caracteriza por la metodología vivencial y participativa de los destinatarios, poniendo en práctica herramientas de la Terapia Biogestalt y de las practicas de la Atención Plena (Mindfulness) .

Formación en Autocuidado.

Mi experiencia personal y profesional cómo  psicóloga  me hace apostar por planes de formación donde se den herramientas para que cada profesional pueda gestionar de manera adecuada la parte emocional inherente a los puestos de trabajo, de ahí centrar la importancia en el autocuidado.

Parto de la idea de la necesidad de hacernos responsables de lo que nos ocurre, sin bien en ocasiones son las circunstancias del contexto las que agravan un malestar, probablemente hemos descuidado aspectos personales que pueden paliar las consecuencia emocionales que ello genera en nuestras vidas.

Si tienen interés en conocer más acerca de las propuestas de formación, o están interesados en solicitar una a medida (tanto en Tenerife como en cualquier otro punto geográfico), no duden en ponerse en contacto conmigo en el correo info@inesballestero.es.

 

 

Aviso cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

ACEPTO MÁS INFORMACION