Inés Ballesteros - Psicóloga en Tenerife

La atención hay que cuidarla, aunque viene de fábrica son tantos los estímulos a los que estamos expuestos,  que aunque parezca mentira pasan muchas cosas de las que no somos conscientes.

Hay  experimentos que de manera práctica y en nuestras propias carnes nos hacen “darnos cuenta” de lo delicada que es la atención, y sin embargo nuestra supervivencia depende de ella.

Estamos caminando mientras pensamos en lo que tenemos que hacer, comemos mientras leemos, nos duchamos mientras planificamos…de alguna manera nuestra mente va por un lado y nuestro cuerpo por otro.

Es en esos momentos, en los que no somos conscientes de lo que realmente está pasando en el presente,  nos descubrimos demasiado tarde sin entender porque nos invade una emoción que aparentemente llegó a nosotros/as por arte de magia. Sin embargo esa emoción surge de lo que pasa y “se nos pasa” por alto.

Desde el Mindfulness podemos trabajar nuestra atención como una manera de evitar “estar atrapados” por la inconsciencia cotidiana.

Y para que lo vivan aquí les dejo un experimento, prueben…

 

Aviso cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

ACEPTO MÁS INFORMACION

ACEPTAR
Aviso de cookies